La solidaridad tuvo sus frutos: Bianca regresó sana a Plottier

La pequeña Bianca de 4 años ya está en su casa de Plottier luego de la operación que, con mucho esfuerzo y solidaridad, se pudo realizar en Estados Unidos.

Su mamá Nadia viajó con Bianca en sus brazos y una tía que la acompañó durante los dos meses que tardó la recuperación de la niña. Su esposo, su madre y sus otros hijos se quedaron en Plottier esperándolas ansiosos y esperanzados de que la operación fuera exitosa. Y así fue. Ayer por la tarde, Bianca y su madre arribaron al aeropuerto de Neuquén felices y sanas.

“Le cambió el color y anda corriendo por todos lados como cualquier niño normal”, expresó la madre de Bianca en comunicación con LM Neuquén, emocionada y feliz de regresar con su hija sana al país.

La niña de 4 años padecía de cardiopatía congénita y necesitaba realizarse una operación en Estados Unidos para evitar un transplante de corazón en el futuro. La operación estaba prevista para el 10 de Enero y costaba 167 mil dólares, más de 3 millones de pesos argentinos. Al no contar con el dinero, la familia comenzó una cruzada solidaria para poder costear la operación de su hija.

 

“Se nos hizo re largo el viaje, cuando uno quiere llegar parece que no pasa más el tiempo pero por suerte estamos acá y Bianca ya puede estar con sus hermanos que los extrañaba un montón”, expresó Nadia emocionada.

En la operación “hicieron más de lo que había que hacerle”, ya que además de la cirugía que estaba programada, le realizaron un cateterismo y ahí el médico que operó a la niña observó que el ventrículo de Bianca podía recuperarse. “En Estados Unidos lo que hacen es la reconstrucción ventricular, es decir que se reparan los ventrículos, por eso el médico decidió reparar la válvula mitral dentro de la misma cirugía porque el sostenía que ese era el problema de Bianca”, expresó Nadia.

El médico estadounidense sostenía que si desde un principio le hubieran reparado la válvula mitral, Bianca se hubiese ahorrado todos los problemas que tuvo que afrontar en estos años. “Él decía que si de entrada a ella le hubieran reparado la válvula mitral, el ventrículo crecía, pero yo le explicaba que eso en mi país no se hacía”, contó la mamá de Bianca y agregó que ella no sabía que se hacían esos procedimientos y que cuando había preguntado en Argentina le habían dicho que la válvula de Bianca no servía.

 

“El médico le hizo el procedimiento que estaba planeado hacer, le reparó la válvula mitral y modificó un poco la circulación para que ese ventrículo empezara a trabajar y crecer. Y sí le empezó a crecer el ventrículo, le falta un montón todavía pero está trabajando bien”, contó Nadia con notable tranquilidad y alegría.

A partir de esta modificación, el médico les explicó que dentro de un año deberán volver a Estados Unidospara que pueda terminar la reconversión ventricular que comenzó en la operación.

“Para terminar de hacer la reconversión ventricular de Bianca, deberíamos volver y tenemos que empezar a tramitar toda la cuestión legal con OSPE (Obra Social Petroleros) porque hay antecedentes legales en nuestro país en los que un juez ha obligado a la obra social a cubrir ese procedimiento”, explicó Nadia.

La madre de Bianca contó que en Estados Unidos conocieron a Milo, un niño con una patología similar a la de su hija que tuvo repercusión en varios medios bonaerenses. “Ellos hicieron la cautelar y la obra social les cubrió la operación, así que en teoría OSPE debería respetar los derechos del niño y cubrir el restante de la operación de Bianca el año entrante”, aseguró. La madre está esperanzada en que Bianca concluya su procedimiento en 2019 con la ayuda de su obra social teniendo en cuenta que otras obras sociales del país ya han pagado por operaciones similares.

Finalmente Nadia expresó su felicidad y agradecimiento y contó que Bianca “cambió un montón”. “Antes 70, ahora está saturando 91, 95 y es en ese rango que debe saturar”, ahora “le cambió el color y anda corriendo por todos lados como cualquier niño normal”, cerró.

 

fuente: wwww.lmneuquen.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *