El ecologista Javier Bustelo de paso por Plottier

Bustelo nació en Santander, España y llegó a la Argentina en el año 1955 para luego radicarse en Viedma. Después de pasar por varios oficios laborales hizo un cambio radical y se decidió por la escritura. Desde ese lugar nació el proyecto de lucha contra el cambio climático denominado Eco Gobierno Global (EGG) declarado de interés social, cultural, ambiental y educativo por la Legislatura de Rio Negro. En su paso por Zapala el Concejo Deliberante también lo declaró de interés.

Luego de empezarse a conocer el proyecto Eco Gobierno Global (EGG), fue invitado por organizaciones ecologistas españolas a unir Madrid- Francia en bicicleta con el fin de llevar dicho proyecto a la Cumbre del Cambio Climático en Paris. Después de 24 días y haber recorrido 1800 kilómetros cumplió su objetivo, entregarlo en la embajada de Argentina para que ser trasferido a las autoridades de Cumbre COP-21.

A su regreso a Viedma, nació la idea de llevar Eco Gobierno Global (EGG) por toda América y unir Ushuaia-Alaska; para luego llevar el proyecto a Naciones Unidas a New York.

Lo llamativo es que se moviliza en un colorido automóvil Citroën 3-CV de los años 80 “pintado blanco con vivo negro y una bandera Argentina”. Durante la travesía e va recolectando firmas en su libro de viajes la cual se inició en octubre del 2017 y en el kilómetro 0 lo inauguró Walter Vuoto Intendente de Ushuaia.

Uno de los puntos más importantes de su proyecto es crear un fondo mundial para financiar un organismo de control y monitoreo fiscalizado por las Naciones Unidas. Para este fondo aportarán todos los habitantes del planeta, según su nación de residencia. Por ejemplo, el valor de esta cuota para los residentes de naciones empobrecidas será de un dólar por año.

Estimó un financiamiento de millones de dólares por año. Con esos ingresos sería estimulada la utilización de medios alternativos de energía, la obligatoriedad de que los niños tengan un segundo idioma para comunicarse mejor en forma global con fines de entendimiento ambiental, la forestación, la restricción de combustibles fósiles, entre otras iniciativas. También impulsa prohibir la utilización de granos para producir combustible y fabricar insumos sin plan de reciclado total; entre otros puntos.

“Reconozco que puede ser utópico el planteo, pero hace 50 años nadie pensaba en cirugías robóticas, energía solar o automóviles eléctricos”, manifiesta.

Bustelo de la Riva, no renuncia a la idea de poder entregar una copia de su proyecto Eco Gobierno Global a los representantes de las Naciones Unidas cuando su travesía pase por New York. Financia su travesía con la venta de sus libros y gracias a aportes voluntarios que recibe en el camino.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *