El mal estado de las calles, un inconveniente que requiere solución

Sin exagerar, se puede manifestar que cerca del 90 por ciento de las calles de tierra y las pocas que poseían asfalto del barrio más antiguo de nuestra ciudad “Los Canales” se encuentran en una situación espantosa y de colapso.

Hace meses se observan pozos enormes, lomos de burro sin señalar y las secuelas de la obra de cambios de cañerías de agua que parece no retirarse por mucho tiempo, sumado a las veredas intransitables por peatones por los desechos de la mencionada obra, lo que demuestra fielmente la falta de mantenimiento y la desidia que vive en este caso el Barrio Los Canales.

La carencia de un trabajo serio y adecuado a lo largo de años ha sido determinante para llegar a esta situación.

La problemática viene de hace mucho y en los últimos meses sólo han ensayado reparaciones provisorias que duran pocas horas y lo único que demuestra es la pérdida de tiempo del personal para esa labor y el gasto del escaso material con el que pudiera contar.

Este es uno de los temas que mayor repercusión e indignación provoca entre residentes y turistas en la actualidad es precisamente el del estado del pavimento; ya que para ingresar a una de las estaciones de GNC o a un hotel (que se encuentra en el barrio) deben pasar los obstáculos que ofrece hoy Plottier.

Además, al levantamiento del asfalto por la obra de agua durante la temporada estival, hay que agregarle los cráteres que a menudo los automovilistas, ciclistas y motociclistas deben esquivar para no romper un neumático o sufrir un accidente en plena circulación.

La realidad muestra que lamentablemente, desde la Municipalidad poco se ha hecho en años para detener el deterioro de calles y de asfalto más allá de los arreglos que se hicieron en las avenidas.

Lo cierto y a la vista de cualquier persona está que, más allá de la falta de logísticas, tampoco se generaron ideas concretas desde el Municipio para iniciar un plan de bacheo sensato y que perdure en el tiempo, más allá de las administraciones de gobierno que condujeron los destinos de la comuna.

Enumerar las calles en las que hoy el tránsito vehicular es no imposible pero sí extremadamente complicado y resultaría demasiado extenso, pero a modo de ejemplos vale citar las calles: San Juan, Santiago del Estero, Noriega o Santa Cruz, lugares de frecuente tránsito de colectivos y papas que llevan sus hijos a la escuela nº 92.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *