Muerte del nene por dióxido de cloro: no acusarán a los padres

El tremendo hecho ocurrió hace poco más de un año en y conmocionó a la provincia. El pequeño tenía cinco años. La causa será archivada y se aplicará la “pena natural”.

La fiscalía de Homicidios que investigó la muerte del niño de 5 años como consecuencia de la ingesta de dióxido de cloro, resolvió aplicar la “pena natural” al padre y la madre que le suministraron la sustancia.

La resolución fue informada este sábado por el Ministerio Público Fiscal. Según se explicó, esto significa que el caso penal que fue investigado y en el cual se recolectaron diversas pruebas, no continuará, no se producirá acusación hacia el padre y la madre y será archivado.

La decisión se tomó porque la Fiscalía “considera que buscar la imposición de un castigo penal para ambas personas sería algo desproporcionado frente al daño que ya sufrieron al perder a su hijo como consecuencia del accionar negligente y sin intención que tuvieron”.

A través de una resolución firmada este viernes por la tarde, el fiscal del caso Andrés Azar indicó que “entendemos que aun cuando dicha conducta fuera reprochable en los términos de un ilícito penal, a título negligente, no puede dejar de destacarse la desproporción que aparejaría el ejercicio de la acción penal en este caso, teniendo en cuenta el daño que ya han sufrido el padre y la madre del niño, por el hecho de haber atravesado el fallecimiento del mismo”. Esto último, según se informó, surgió sobre la base de pericias psicológicas que se realizaron al padre y la madre en el contexto de la investigación.

En este sentido, Azar sostuvo que “de aplicarse una pena sin referencia a esta pérdida la respuesta punitiva alcanzaría un quantum que excedería la medida señalada por el principio de proporcionalidad entre delito y pena”. Y destacó que “la imposición de una pena por parte del Estado, resultaría francamente violatoria a los principios constitucionales que la rigen, resultando a las claras, ineficaz a los fines específicos que conlleva la imposición de una sanción”.

El fiscal del caso afirmó que “no debe ser ajena a la presente resolución el tipo de delito en el que han incurrido los progenitores del menor víctima” y aclaró que “se trata de un homicidio culposo cuya pena conminada en abstracto es de 2 a 5 años lo que implica que – en casos como el presente en el que carecen de antecedentes condenatorios – de aplicarse una pena la misma podrá ser de ejecución condicional”.

Asimismo, en su planteo Azar tuvo en cuenta que el suministro del dióxido de cloro de parte del padre y la madre al niño, fue en el contexto de pandemia mundial por COVID-19, “en el que se circuló información falsa en medios de comunicación y redes sociales, no avalada por las autoridades de Salud, en relación a supuestos métodos de prevención, cura y tratamiento, entre las cuales se mencionaba el suministro de dicha sustancia como alternativa”.-

 

 

Fuente: www.lmneuquen.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *