Actividad de RCP en Colonia San Francisco

Se dictó una charla sobre reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios.

La importancia de conocer la técnica y el procedimiento de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) está vinculada con que muchas de las muertes súbitas ocurren fuera del ámbito hospitalario, tanto en los hogares, en la calle o en el trabajo. Por este motivo, el área programa del Hospital de Plottier coordinó una actividad sobre RCP con el Centro de Salud Colonia San Francisco, ubicado en el predio del Padre José (China Muerta).

Este procedimiento puede ayudar a salvar vidas, ya que con esta sencilla maniobra se aumenta entre dos y tres veces las posibilidades de sobrevida de una persona afectada.

La charla teórica práctica fue dictada por el personal del Hospital de Plottier, en el salón del predio del Padre José de China Muerta. Allí, participaron más de 21 vecinos, quienes tuvieron la posibilidad de practicar las maniobras para adultos y menores.

Además, se habló de primeros auxilios, puntualizando en heridas cortantes, quemaduras y situaciones de ahogamiento tanto por alimentos como por agua, ya que esta zona tiene el río muy cerca. Se generó también una instancia de preguntas, con mucha participación, y se coordinó un próximo encuentro antes de fin de año.

La técnica de RCP es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando la persona tiene un paro cardiorrespiratorio (ha dejado de respirar o el corazón ha cesado de palpitar). Esto puede suceder por varias razones, entre ellas, por una descarga eléctrica, un ataque cardíaco o un ahogamiento por alimentos, piletas o espejos de agua.

Pasos importantes:

  • Comprobar el estado de conciencia de la persona. Moverla suavemente por los hombros y preguntarle en voz alta si se encuentra bien.
  • Llamar a emergencias. Comunicarse con el 107 si la persona no respira o lo hace con dificultad, jadea o no contesta
  • Iniciar con las maniobras de RCP. Localizar el centro del pecho y colocar la parte inferior de la palma de una mano; posicionar la otra por encima y entrelazar los dedos. Mantener siempre los brazos rectos y rígidos, de forma perpendicular a la persona. Comprimir el pecho unos 5 a 6 centímetros; hacer 30 compresiones seguidas; repetir la maniobra cinco veces.
  • Volver a evaluar a la persona. Si recobró la conciencia, colocarla de costado. Si no, continuar con las compresiones hasta que llegue emergencias.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *