Plottier, en llamas

Mientras el MPN acomoda la carga y se encamina hacia la batalla electoral de noviembre hay algunas luces de alertas que podrían complicarlo. El cimbronazo no sería interno, sino que tendría origen en uno de sus socios políticos: el actual legislador provincial, de Siempre, y ex intendente de Plottier, Andrés Peressini.

Para explicarlo de una forma sencilla al parecer en la ciudad hay una disputa política que estaría orillando el escándalo. La discusión estaría centrada en el control del actual gobierno comunal, referenciado en la intendenta Gloria Ruiz. El que ya no está, Peressini, pretende seguir gobernando y la autoridad electa por los vecinos, Ruiz, ha decidido hacer valer sus derechos defendiendo los deberes y obligaciones transferidos por los vecinos en la última elección municipal del 2019.

Entre el año 2012 y 2019, la comuna de Plottier administró fondos por una cifra total estimada en 6.255 millones de pesos. Según la información brindada por algunos concejales de esa localidad, de los 8 años administrados por Peressini solo un año se habría ejecutado el ejercicio extendiendo el presupuesto del año anterior, en este caso se hizo referencia al del año 2016.

De los 8 ejercicios, según fuentes allegadas a la auditoria que cada año realiza el Tribunal de Cuentas a cada presupuesto de cada municipio, el ex intendente cuenta con el palmarés de no haber cumplimentado en tiempo y forma ninguno de los ejercicios declarados ante el Concejo deliberante local. Según las mismas fuentes en la actualidad el Tribunal espera la información sobre los destinos de más de $180 millones. Peressini habría tenido una reunión con funcionarios del Tribunal y se habría comprometido a cumplir con lo demandado.

Lo comentado llama la atención porque no es de rutina que se dé a conocer los contratiempos de los intendentes en estado de morosidad administrativa ante el Tribunal. ´

Caído en desgracia

Mientras el actual legislador provincial se esfuerza por hacer los deberes de la tarea que no hizo mientras fue intendente, el gobernador Omar Gutiérrez invitó esta semana a la intendenta Gloria Ruiz a participar de la entrega de una ambulancia al Hospital de Plottier. Desde el gobierno provincial, y desde la intendencia, valoraron el gesto y entendieron que se ha comenzado a transitar un nuevo camino entre el mandatario y la “Dama” de Plottier.

En la Legislatura algunos pares del legislador de Siempre, habrían tomado contacto con el Tribunal de Cuentas y también con la intendente Ruiz. Hace algunas semanas corre el rumor de que Peressini, junto a socios locales del MPN, intentaría desplazar a Ruiz a través de un juicio político. La versión habría llegado a algunos despachos del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, quienes por estos días analizan la situación y de qué manera intervenir.

Analistas de la interna doméstica, antiguos colaboradores del ex intendente, coincidieron ante este cronista en admitir que “está desbordado y ha perdido el foco. Se le fue la mano y si no recapacita va a pagar un costo muy alto”.

Desde el partido provincial indicaron que no estaban al tanto de la situación y que “tanto el gobernador, como cada uno de los referentes del partido están por el apoyo y fortalecimiento de las instituciones”.

“La intendente ha sido muy critica con nuestra gestión, a veces desmesurada, pero no es motivo para que intervengamos en acciones que son responsabilidades que los vecinos le han transferido a ella”, indicó un alto funcionario provincial.

En apariencia el legislador provincial habría caído en desgracia y esta semana jugara sus últimas fichas tratando de disciplinar a la “Dama”. En el Concejo Deliberante hay un proyecto enviado por el Ejecutivo Municipal solicitando a los concejales la autorización para adquirir vehículos de distinto porte y maquinaria para mordernizar el parque automotor de la administración comunal. La última semana la intendente asistió al Deliberante a explicar los motivos por los cuales la administración necesita la aprobación la adquisición de los vehículos, con la esperanza de que fuera aprobada en la sesión de esta semana.

El fin de semana desde el Concejo Deliberante le enviaron un frío mensaje de whatsapp: “El proyecto de compra de vehículos no va a ser tratado hasta que no te reúnas con Peressini”.

Un día antes dos funcionarios se habrían quebrado ante Ruiz admitiendo las interferencias y abusos que el ex intendente comete a diario, en la administración comunal, desde su despacho en la Legislatura Provincial. Los detalles fueron celosamente guardados y seguramente serán parte de un próximo capítulo de esta disputa política que se desarrolla en Plottier, cuyo desenlace es imprevisible.-

Fuente: www.lmneuquen.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *