Dale "Me gusta" a Info-Plottier y mantenete informado de todo lo que pasa en nuestra comunidad.
Domingo, 03 Febrero 2019 09:19

Lautaro Vilo brinda estrategias creativas

Él siente que siempre está empezando, pero su trabajo es reconocido a nivel nacional como actor y autor. Ahora regresa a Plottier para dar un taller.

Al dramaturgo Lautaro Vilo le causa gracia que se lo mencione como “el regreso del hijo pródigo”. Para quienes somos de Plottier el recorrido de este valiente artista es un honor. En la actualidad es padre de una niña de cuatro años. Los abuelos se alegran cada vez que Lautaro comunica que va a volver a la zona.

“Río Negro” habló con el también actor al que hace unos meses se pudo ver en “El Lobista” (El Trece).

P- ¿Asumís que sos groso?

R- No (risas).

P- Sos dramaturgo, director de teatro, actor, guionista y maestro de dramaturgia. Con todos estos antecedentes y años de oficio: ¿Qué sentís que sumaste a tu desarrollo profesional como maestro de teatro?

R- Hay algo que se va sedimentando. Tengo la sensación de que siempre estoy empezando. Me sorprenden algunas cosas. Tuvimos el primer ensayo general del “Hamlet” que traduje y fue un momento en el que dije “wow”: vamos hacer esto en la sala Martín Coronado que no se hacía desde el año 1981. Ahí me agarra esa cosa de que “has recorrido un largo camino”. Mientras das clases todo el tiempo estás pensando, buscando variantes y formas. Tratando de organizar una devolución lo más útil posible. Organizar una idea subjetiva sobre algo que está en formación te lleva a pequeños descubrimientos. Me pongo a pensar cómo solucionamos el problema. Ese laburo, cuando más creativo es, más te da la sensación de que estás empezando. Hay ciertos problemas básicos sobre los cuales siempre estás volviendo. El teatro es, de alguna manera, la síntesis de los medios.

P- ¿Por qué te fuiste a Buenos Aires?

R- Me fui a estudiar teatro como podría haberme ido a estudiar odontología. Había jugado al rugby en Neuquén y habíamos salido campeones y todo. Después del festejo fuimos a ver un show musical y dije “quiero estar arriba de un escenario”. Estaba buscando en una guía qué podía estudiar y ahí descubrí que podía estudiar teatro en Tandil. Le dije a mi viejo: “Quiero ir a estudiar teatro”. Me parecía que podía ser divertido. Tenía que ver con leer (y a mí me gustaba mucho leer). En el cuarto año de la carrera lo tuve a Mauricio Kartun como profesor. Fue una persona muy importante para mí y apareció el tema de la dramaturgia. Me fui a CABA que era algo que quería hacer desde chico.

P- ¿Por qué volvés a Plottier para dar un taller de dramaturgia?

R- Hace rato que andaba con ganas de hacer algo y tengo algunos amigos que se dedican a eso. Tengo una hija de cuatro años y está bueno que tenga contacto con los abuelos y los primos. Este año se juntaron las dos inquietudes: poder dar clases y también poder ir a dar cursos allá (por Plottier). La idea que tengo es poder hacer un trabajo más sistemático: dictar talleres más seguido. Estoy contento con el eco que tuvo. Me pone contento y me emociona.

P- Suena a “el hijo pródigo vuelve a su tierra” ¿Te sentís un poco eso?

R- (risas) No, no. Es complicado transportar a toda la gente. Me agarró como una cosa de “organizar para transmitir las cosas que recogí en el camino...”. Vi algunas obras que se están dando en CABA. Vi un teatro (El Zaguán) en el que están pasando cosas. Fue una cosa inesperada la afluencia de público. Ahí hay un movimiento que está buenísimo. Recuerda las funciones del teatro off de CABA. Si puedo colaborar con los contenidos parece que cumplo con una necesidad. Tengo ganas de empezar algo pedagógico en la zona. Desde que nació mi hija extraño mucho más Plottier. Ser padre te pone muy en línea con tus padres. La relación con la naturaleza es otra, definitivamente.

Herramientas creativas
Vilo en la zona dictará el 25, 26, 27 y 28 de febrero el taller de dramaturgia 
“Herramientas creativas para la escritura de piezas teatrales, estrategias para la comprensión y análisis del relato teatral”, de 19 a 22.
El costo del taller es de 1.200 pesos.
Dramaturgo, actor y docente
Una trayectoria que va del teatro a la tevé
Lautaro Vilo es dramaturgo, director de teatro, actor, guionista, y maestro de dramaturgia. Licenciado en Teatro y profesor superior de Teatro (UNICEN); especializado en dramaturgia (EAD).
Escribió un buen número de obras: “American Mouse”, “Cabaña Suiza” y “Cosmos”, entre otras. Sus creaciones fueron editadas y estrenadas en Argentina y en el exterior. Ganó el Premio Nueva Dramaturgia del CCRRojas (2004). Fue nominado al premio Florencio Sánchez, temporada teatral 2012 en el rubro autor nacional por su obra “Escandinavia” y al María Guerrero 2013 por “Cabaña Suiza”.
Como director, estrenó la mayoría de las piezas de su producción, como actor participó en más de veinte montajes, entre los que se destacan: “La pornografía” (de Gonzalo Martínez, sobre Gombrowicz), “Enrique IV” (de Luigi Pirandello, con dirección de Rubén Szuchmacher), “Pelícano” (de August Strindberg, con dirección de Luis Cano), “American Mouse” (dirigido por Pablo Gershanik) y “Enrique IV”, Segunda Parte (de William Shakespeare, con dirección de Rubén Szuchmacher).
Pudo traducir y adaptar tres obras de William Shakespeare para montajes del prestigioso director Rubén Szuchmacher: “Rey Lear” (2009, con Alfredo Alcón en el rol principal), “Enrique IV” (2012, estrenado en el Globe Theatre en Londres y luego en el Teatro Regio (CTBA) y “Hamlet”.
Como guionista en cine, escribió dos guiones en colaboración con Guillermo Greco: el corto “Solos” (2009) y un largometraje: “Un lugar donde caerse muerto” (en preproducción) y un largometraje de terror junto con Gabriel Grieco llamado “Respira” que se encuentra en preproducción. Para televisión, es coguionista de la segunda temporada de “La casa del mar”, junto a su creador Juan Laplace, serie coproducida por Cisne Films y DirectTV y se encuentra desarrollando una serie llamada “Falso”.-
 
 
Fuente: www.rionegro.com