Dale "Me gusta" a Info-Plottier y mantenete informado de todo lo que pasa en nuestra comunidad.
Jueves, 11 Enero 2018 00:42

Lo apuñalaron por la espalda y nadie sabe qué pasó

La Justicia investiga el hecho ocurrido. Hasta el momento no se tienen pistas del agresor.

Cerca de la medianoche del martes, un joven de 28 años llegó al hospital de Plottier con una herida de arma blanca en la espalda. Por el delicado cuadro fue trasladado al Castro Rendón, donde permanece internado en terapia intensiva en estado reservado.

Hasta el momento, las pistas sobre qué le pasó al joven de Plottier no han dado resultados positivos. Se supo que el apuñalado vive en el barrio 1° de Febrero, donde había ocurrido una disputa por unos terrenos entre otros vecinos, pero al parecer, el herido no participó de ese hecho.

Lo cierto es que el joven de 28 años lucha por su vida en el hospital regional, donde fue intervenido quirúrgicamente por una herida punzocortante en la zona de la espalda.

Los médicos lograron estabilizarlo, pero el pronóstico es reservado, confiaron fuentes de la investigación. Está internado en terapia intensiva con asistencia mecánica respiratoria con pronóstico reservado.

A partir de la llegada del joven al hospital local y su posterior derivación, la Policía se abocó a la investigación del hecho bajo directivas de la Fiscalía de Homicidios.

Se tomaron testimonios a algunos vecinos, quienes dieron cuenta de que escucharon gritos a unas cuadras de la casa del herido, pero que más tarde, los efectivos comprobaron que se trataba de una discusión entre dos mujeres y un hombre, ajenos al herido, por un terreno. En principio, ese inconveniente habría sido resuelto.

Además, trascendió que en cercanías al terreno en discusión, se encontró un arma de fuego que fue secuestrada. Sin embargo, esto no tiene relación con el ataque al joven apuñalado.

Al parecer, la agresión resulta un misterio para los investigadores. El joven no participó de la pelea por el terreno y su herida es producto de un arma blanca, no del arma secuestrada. La falta de testigos oculares dificulta el esclarecimiento del hecho. Tampoco se sabe a ciencia cierta dónde ocurrió, sólo que el herido vive en el barrio 1° de Febrero.-

 

Fuente: www.lmneuquen.com