Dale "Me gusta" a Info-Plottier y mantenete informado de todo lo que pasa en nuestra comunidad.
Viernes, 04 Mayo 2018 11:16

Polémica por un fallo dividido del Tribunal de Cuentas

Fue en el Juicio Administrativo contra el exintendente Sergio Gallia. El voto disidente fue el del titular del ente revisor.

La armonía que caracterizó por años el funcionamiento del Tribunal de Cuentas de la provincia se rompió la semana pasada cuando por primera vez, desde que Hugo Acuña conduce el organismo, un Juicio Administrativo de Responsabilidad contra un ex intendente terminó con una fallo dividido que desató la polémica.

Es que el voto en disidencia fue precisamente del presidente del Tribunal, Hugo Acuña, quien en su voto sostuvo que el ahora diputado, Sergio Gallia, debía ser condenado a pagar casi 360.000 pesos y no los 176.229 por los que fue finalmente responsabilizado.

El Tribunal de Cuentas es el órgano del Estado que revisa los gastos de los municipios y el gobierno provincial. Si bien tiene un plazo de cinco años para revisar un ejercicio, el juicio contra el ex intendente de Plottier Gallia corresponde al 2010, dado que el entonces jefe comunal no rindió la documentación obligatoria.

En el juicio se analizaron varias irregularidades por un total de casi 600.000 pesos, pero mientras Acuña sostuvo que la condena debía ser por la mitad del monto estudiado, los otros cuatro integrantes del cuerpo consideraron que el ahora diputado por Adelante Neuquén había logrado justificar la mayoría de esos gastos.

Acuña en su voto destacó que la mayor irregularidad fue el pago que el municipio hizo durante cuatro años por un decreto de Gallia y una resolución del Deliberante de 2.000 y 1.200 pesos por mes, respectivamente, para los concejales, el intendente, sus secretarios e incluso al representante de la Plottier en Buenos Aires “por el uso de sus vehículos particulares”.

El titular del Tribunal remarcó que “con el monto que se entregaba a cada funcionario, a valores de aquel momento, la municipalidad hubiera podido adquirir un cero kilómetro propio en 18 meses. Más que cubrir el desgaste los funcionarios beneficiados podían comprar un vehículo nuevo cada año y medio”.

Y remarcó “podría darse el caso de que algún beneficiario ni siquiera contara con un auto”.

“No se hace mención al cargo que revestía el beneficiado, y tampoco aportan información de cuál era el vehículo afectado”,
remarcó en su voto el presidente del ente de control, Hugo Acuña.
fuente:www.rionegro.com.ar