Dale "Me gusta" a Info-Plottier y mantenete informado de todo lo que pasa en nuestra comunidad.
Jueves, 27 Febrero 2020 03:30

Culpable por darle golpiza a su pareja

El hecho fue, en la casa donde convivían. Ahora resta la pena que recaerá sobre el hombre.

Tras ser sometido a juicio, un hombre fue declarado culpable de agredir físicamente a quien era su pareja, en la vivienda que compartían. El juez interviniente entendió que el hecho se enmarcó en un contexto mayor de violencia de género, que databa de al menos nueve meses.

A raíz de la denuncia de la mujer contra su pareja por violencia de género, por un episodio sucedido en enero de 2019, se realizó un juicio en el que se demostró el contexto de violencia de género presente en la pareja y el trauma psicológico concordante con el hecho denunciado, gracias a lo cual el juez Cristian Piana declaró la responsabilidad del acusado.

Delito acreditado

El hecho que motivó la denuncia ocurrió el 30 de enero de 2019. De acuerdo con el alegato desplegado por la fiscal Carolina Mauri, el hombre agredió físicamente a su pareja, la ató y la amenazó con un arma blanca. Tras un largo rato, la víctima fue finalmente liberada por su agresor y luego radicó la denuncia ante la comisaría y la fiscalía.

En base a los testimonios de la propia víctima, familiares de ella y pericias médicas y psiquiátricas que dieron cuenta de lo ocurrido y las lesiones físicas y psicológicas sufridas, la fiscalía solicitó que el acusado sea declarado penalmente responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, dada la recurrencia de los episodios, y por amenaza simple.

Al pedido adhirió el querellante Nahuel Urra, mientras que la defensa pública discutió la calificación otorgada a la causa, considerando que no debían prosperar los agravantes.

Finalmente, ayer al mediodía, se realizó una audiencia de lectura de sentencia en una sala de Ciudad Judicial, donde el juez Piana declaró la responsabilidad del hombre por la violencia y no así por las amenazas. Es que consideró que las mismas se encontraban englobadas en el delito principal de lesiones agravadas.

Respecto de la sentencia lograda, el abogado querellante Nahuel Urra, quien actuó en conjunto con el asistente letrado Alejandro Casas, se mostró satisfecho y sostuvo que “la víctima denunció, pudo declarar sobre lo sufrido y la Justicia logró actuar en tiempo y forma”.

Ahora se aguarda que la Oficina Judicial fije fecha para la realización del juicio de cesura.-

 

 

Fuente: www.lmneuquen.com